Encontrar la motivación para entrenar no es fácil, mantenerla durante un periodo largo de tiempo es aún más difícil.

 

La motivación es algo que sucede cuando lo que queremos es más grande e importante que nuestra zona de confort. Dejame explicartelo de una manera más clara. Si en este momento estuvieras sentado en tu sillón o en tu cama, estás cómodo, recostados, disfrutas de tu comida favorita mientras disfrutas quizás de tu serie o película favorita, sabes que has tenido que hacer ejercicio pero bueno, no quieres cambiar en este momento, te encuentras bastante agusto, es difícil pensar en hacer algo más ¿cierto? Esa es tu zona de confort.

 

Ahora imaginemos la misma situación, solo que esta vez viene tu otro yo del futuro, y te dice que estas a pocos minutos de sufrir un infarto fulminante, que tus hábitos te han llevado a este punto donde tu vida depende de ello, pero tienes una solución, la única opción por la cual puedas salir vivo el dia de hoy es si te paras de donde estás y sales a correr 30 minutos, de locontrario sera tu ultimo aliento. ¿Que harías?

La situación es la misma, la diferencia está en que de un momento a otro tus prioridades cambiaron. Es lo que tenemos que hacer para encontrar la motivación que te ayude a modificar tu estilo de vida. Por eso te dejo estos sencillos pasos para lograrlo.

  • ¿POR QUE QUIERES CAMBIAR?: Define un objetivo claro y con valor emocional, tu meta u objetivo no puede ser algo como “Quiero verme mejor” o “Quiero bajar de peso”. Define por que quieres verte mejor, porque quieres bajar de peso. Te dejo unos ejemplos de metas mas específicas para que escribas tus metas.

“Quiero bajar de peso, por que mi salud se ha visto deteriorada y mi autoestima ha disminuido”. “Quiero verme mejor por que estoy buscando un nuevo puesto y se que al mejorar mi imagen tendré mejores posibilidades” .

  • FIJATE UNA FECHA.  Las metas sin una fecha de caducidad son meramente sueños. No hay nada más poderoso que una fecha límite, como cuando tenías entrega de proyecto en la escuela, sabías que el reloj estaba corriendo y cada segundo que dejas pasar significa que tendrás que trabajar el doble.
  • PONLO EN PAPEL: No confies en tu memoria, es importante ponerlo en papel (o en tu celular) y tenerlo en un lugar presente que te esté recordando por que estas trabajando.
  • INICIA CUANTO ANTES: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. No es necesario esperarte al primero de mes, o al lunes o al 1ro de Enero para iniciar un plan de ejercicios, a mejorar tu alimentación, puedes empezar AQUI y AHORA. Cuando dejamos las cosas para después empezamos a sufrir una enfermedad llamada “Parálisis de análisis”, la cual nos impide actuar por que nos ponemos a re analizar la situación.
  • PREPARATE PARA LOGRARLO. Gana el día, gana tu semana. La preparación es importante, y rodearse de las cosas que provocarán que llegues a tu objetivo aún más. Prepara tus comidas, ten lista tu ropa de entrenamiento, juntate con personas que sabes que tienen esos hábitos, eso es preparase para lograr las metas.

Tu motivación es tu meta, la preparación creará el hábito. De esta forma cuando te falte motivación estarás preparado para hacerlo, por que sabes que tienes que hacerlo.