Continuamos con la explicación del Sindrome Metabolico, esta vez explicado de la mano de Alik Chahin, nutrióloga en Fit Project, Licenciada en Nutrición con una Maestria en Ciencias de la Salud- Epidemiologia Clinica. Y nos comparte:

 

Síndrome metabólico

 

Tener malos hábitos de alimentación, ser sedentario y nuestro estilo de vida pueden ser detonantes para que aparezcan alteraciones en el organismo que nos lleven al desarrollo del síndrome metabólico.

 

¿Qué es el síndrome metabólico?

No es una enfermedad, pero es un indicador o una alerta de nuestro organismo para avisarnos que algo no esta bien.

La OMS lo define cuando una persona presenta al mismo tiempo diferentes alteraciones consideradas como factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiacas y diabetes tipo 2. Entre estas alteraciones se encuentran la resistencia a la insulina, alteraciones de niveles de glucosa en sangre, hipertensión arterial, obesidad, niveles de triglicéridos altos, niveles de HDL (colesterol bueno) bajos.

 

¿Qué hacer?

Pequeños cambios hacen la diferencia. Cambiar nuestro estilo de vida, comer saludable, hacer ejercicio nos ayudar a evitar caer en esto.

  • Pierde peso: si te encuentras en sobrepeso, busca cambiar eso, acércate a tu nutriólogo y busca la manera de lograr perder esos kilos extras. Este cambio trae consigo muchos beneficios, mejora tu tensión arterial y la capacidad de nuestro organismo para utilizar la insulina; además de que te sentirás con más energía y más ligero.
  • Haz ejercicio: en todos lados lo escuchamos, parte de una vida saludable es mantenernos activos, la sangre circula de mejor manera, nos llenamos de energía, nos ayuda a mantener estables los niveles de glucosa y grasas en nuestro organismo.
  • Come saludable: agrega más fibra a tu alimentación. Es fácil, cambia los hidratos de carbono simples por complejos (pan integral, avena, arroz integral, quinoa, etc…) Aumenta tu consumo de frutas enteras, evita los jugos. Evita consumir alimentos industrializados, todo lo que venga empaquetado y que tenga más de un ingrediente que no podamos pronunciar, deberíamos de evitar consumirlo. (refrescos, dulces, etc)
  • No fumar: todos sabemos que fumar causa problemas cardiacos asi como daño en nuestros pulmones.